Gallizazo

En medio del timbal, el son, la salsa, una ciudad caliente y un ritmo constante que hace eco y pulula vibrantemente en la identidad, el sabor y el miedo: viven personas, viven historias, palpitan emociones, miradas, gemidos, sangre, violencia. Todo ocurre, una ciudad olvidada, condenada a ser de nadie y de todos, donde la desigualdad tiene olor y color, allí se manifiestan realidades que hacen parte de un
cotidiano que —al parecer— ya fue normalizado. Lo «cotidiano» ahora se inmiscuye con historias que tienen nombres y apellidos manchados de acciones que solo nos llevan a un fin: la muerte.

Freddy Rodríguez es el celador de turno de la morgue antigua del Hospital Departamental del Valle del Cauca – Cali, allí se encuentra con Daniela —o Camila, Sandra, Sofía, Marta, Diana, el nombre no importa: una mujer— una estudiante de comunicación social que lo visita para hacerle una entrevista.
En medio de las historias como conserje y, según cuenta, como patólogo empírico por las circunstancias actuales del lugar, Freddy expone una realidad en clave de humor negro, llena de violencia, de dolor, de muerte, de injusticia y de un contexto en guerra que pide a gritos ser escuchado. Todo esto sin dejar atrás su fijación carnal, que poco a poco, se vuelve más obsesiva con su invitada, quien es él al mismo tiempo todo el público.

¿Cuál es el costo de normalizar la muerte en un entorno de violencia y desigualdad, donde los cuerpos se deshumanizan y se convierten en meras manifestaciones de la tragedia cotidiana?

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Gallizazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *